Salta al contenido principal

Foro del Módulo 1

Memes, parodias y conocimiento abierto

Memes, parodias y conocimiento abierto

de José Antonio Castillo Parrilla - Número de respuestas: 6

¿Creéis que la parodia de la canción “Antes muerta que sencilla” está amparada por el límite de parodia del artículo 39 TRLPI? ¿Qué importancia tiene el comunicado de María Isabel?


¿Qué os parece que se utilicen memes a partir de obras protegidas sin permiso de los autores? Por ejemplo, el GIF de Leonardo Di Caprio aplaudiendo

En respuesta a José Antonio Castillo Parrilla

Re: Memes, parodias y conocimiento abierto

de Maria Victoria Rodríguez Morales -
Buenos días:
En el caso de la parodia a que refiere la cuestión el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia. en su artículo 39 no prohíbe este tipo de situaciones, porque dice literalmente: "No será considerada transformación que exija consentimiento del autor la parodia de la obra divulgada, mientras no implique riesgo de confusión con la misma ni se infiera un daño a la obra original o a su autor." Es verdad que María Isabel ha reaccionado ante este hecho emitiendo un comunicado que tuvo su repercusión sobretodo en redes sociales y que con tal lo que se afianzo, a mi juicio, es la viralización tanto de la parodia como el surgimiento de más cuestiones que ya no eran relativas al tema inicial.
Con respecto a la segunda cuestión, he encontrado un artículo que lo explica bien jurídicamente y por tanto los memes se siguen utilizando con los límites del artículo mencionado en el párrafo anterior:
La regulación de los “memes” en la normativa española
ARTÍCULOS, LEGAL, MERCANTIL, PROPIEDAD INTELECTUAL E INDUSTRIAL
Los creadores de “memes” no tienen que pedir permiso al autor de la obra original siempre que no implique un riesgo de confusión
El pasado día 4 de noviembre entró en vigor el Real Decreto-ley 24/2021 de transposición de multitud de directivas europeas a nuestro ordenamiento, y que, entre otras cosas, introduce novedades en la ley de Propiedad Intelectual. Entre las principales novedades se encuentra la introducción del término “Pastiche” – coloquialmente conocido como “memes” – en nuestra normativa española. En este sentido, el artículo 70 del mencionado Real Decreto, titulado como “Pastiche”, establece lo siguiente:
“No precisa la autorización del autor o del titular de derecho la transformación de una obra divulgada que consista en tomar determinados elementos característicos de la obra de un artista y combinarlos, de forma que den la impresión de ser una creación independiente, siempre que no implique riesgo de confusión con las obras o prestaciones originales ni se infiera un daño a la obra original o a su autor. Este límite será también aplicable a usos diferentes digitales.”
Con dicha redacción, el legislador otorga a los “memes” el mismo valor que ostenta la parodia o la caricatura. Al respecto, cabe recordar que el artículo 39 de la Ley de Propiedad Intelectual establece que no se considera transformación que exija consentimiento del autor la parodia de la obra divulgada, siempre que implique riesgo de confusión con la misma ni se infiera un daño a la obra original o a su autor. Ahora bien, ¿Qué se entiende por “pastiche”?
La RAE define “pastiche” como la imitación o plagio que consiste en tomar determinados elementos característicos de la obra de un artista y combinarlos, de forma que den la impresión de ser una creación independiente. A nuestro entender, es una definición un tanto amplia y ambigua, que no marca la diferencia respecto a lo que es la parodia. La diferencia entre ambos términos viene dada en la definición de “memes” que la RAE la define como imagen, video o texto, por lo general distorsionado con fines caricaturescos, que se difunde principalmente a través de internet. Así pues, identificamos al pastiche como la imitación o la repetición en que se mezclan distintos elementos (la imagen de Julio Iglesias apuntando con el dedo en la que se incorporan distintas frases dependiendo del creador es un claro ejemplo de “meme”).
Dicho esto, entendemos que si el legislador ha liberado a los creadores de “memes” de pedir autorización a los correspondientes autores, es porque ha querido proteger el ingenio de las personas que manipulan y mezclan obras ajenas, habitualmente en la esfera digital, y que por lo general no tienen intereses económicos; y todo ello, con la finalidad, a nuestro entender, de preservar la crítica y el humor. 20 DICIEMBRE, 2021/POR IGNACIO GRAU

Gracias, un saludo
María Victoria
En respuesta a Maria Victoria Rodríguez Morales

Re: Memes, parodias y conocimiento abierto

de José Antonio Castillo Parrilla -
Buenos días, María Victoria, y gracias por la respuesta, que es magnífica.

Efectivamente, has encontrado los puntos clave en la norma y, en teoría, es como la norma dice y por tanto las parodias (y los memes, que son una forma de parodia) de obras de propiedad intelectual están protegidos por las excepciones que contempla la LPI y por tanto son de uso libre (no necesitan autorización).

En mi opinión, el Derecho tiene algo precioso, que son las zonas grises y la posibilidad de argumentar a favor o en contra de algo según en qué punto te fijes. Así que te propongo (y a quien se quiera unir) varios retos (o juegos) jurídicos:

- ¿Serías capaz, en un par de líneas o tres en cada caso, argumentar que (1) la canción parodia de María Isabel es realmente una parodia y entra en los límites de la LPI; y (2) que la canción parodia de María Isabel no es una parodia porque sobrepasa los límites de la parodia y por tanto no se aplica la excepción de la LPI? Para ser más claro, pido que una misma persona argumente una cosa y la contraria con argumentos de la propia norma. Ahí va el reto.

- Y una pregunta, más allá de si es parodia o no lo es, ¿podría María Isabel impedir la difusión de la obra alegando que se ha vulnerado la integridad de la misma y que como autora tiene derecho a proteger dicha integridad? Mira el artículo 14 LPI sobre derechos morales
En respuesta a José Antonio Castillo Parrilla

Re: Memes, parodias y conocimiento abierto

de Maria Victoria Rodríguez Morales -
Buenos días.
Gracias a usted por tomarse el tiempo de leer mi comentario.
he mirado la "parodia" referida y voy a intentar contestar lo más escuetamente posible a las cuestiones planteadas y teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 14 LPI
(1) la canción parodia de María Isabel es realmente una parodia y entra en los límites de la LPI. Hay una sentencia del TJUE de 2013 que trata de conceptuar la parodia si se caracteriza por evocar obra famosa ya existente, que permita diferenciarse perceptiblemente de la original, se manifieste burla y humor, y que halla un cambio de actitud tendente a la ridiculización, entonces concluyo que en este caso estos límites hay que ponderarlos
2) que la canción parodia de María Isabel no es una parodia porque sobrepasa los límites de la parodia y por tanto no se aplica la excepción de la LPI? Es que en el art. 39 dispone los limites de derechos de autor y se refiere a la parodia:"no se considerará transformación que exija consentimiento del autor de la obra divulgada...(), es decir, que cualquier persona y de hecho a diario lo vemos puede hacer parodias de cualquier obra sin tener consentimiento previo del autor.
3)¿podría María Isabel impedir la difusión de la obra alegando que se ha vulnerado la integridad de la misma y que como autora tiene derecho a proteger dicha integridad? Mira el artículo 14 LPI sobre derechos morales. En virtud del este precepto en su apatado 4º, si que que podría emprender acciones en relación con el art. 39 antes citado, siempre que demuestre que concurra el presupuesto daño, esto tendría que hacerlo bien por la via legal con abogados o con mecanismos extrajudiciales, intentando llegar a acuerdos de retirar la otra parte que son conocidos youtubers, los contenidos de internet o incluso, puede ella dirigirse al canal youtube para que lo retiren manifestando que es autora de la canción original y el rechazo del uso que le están dando estas personas.
Un saludo y gracias
María Victoria
En respuesta a Maria Victoria Rodríguez Morales

Re: Memes, parodias y conocimiento abierto

de José Antonio Castillo Parrilla -
Muy buena respuesta de nuevo, María Victoria, con jurisprudencia y todo!

Por el placer del debate (y de continuar el reto, que no está completado del todo), estoy de acuerdo en que la canción parodia de María Isabel es una parodia, ya que cumple con los requisitos del art. 39, desarrollados por el TJUE. Ahora bien, María Isabel podría defender que, a pesar de ser una parodia incumple el artículo 39 TRLPI.

Centrándonos en defender que esta canción parodia incumple el art. 39, y sin salir del comunicado de María Isabel y del art. 39

- ¿serías capaz de argumentar por qué incumple el art. 39 a pesar de ser parodia?

Gracias de nuevo.

José Antonio
En respuesta a José Antonio Castillo Parrilla

Re: Memes, parodias y conocimiento abierto

de Maria Victoria Rodríguez Morales -
Buenas noches
Gracias por su tiempo y motivación que transmite.
Me arriesgo a contestar a la cuestión planteada, de todas maneras si me equivoco pido perdón de antemano.
En el caso de que María Isabel quiera defender el incumplimiento del referido artículo 39, podría alegar un daño moral y también podría invocar la vulneración del apartado 4 del artículo 20 de la Constitución Española, puesto que dentro de la libertad de expresión, ésta tiene unos límites recogidas en éste título de la Carta Magna, en los preceptos de las leyes que lo desarrollan y de manera especial en el derecho al HONOR, a la intimidad, A LA PROPIA IMAGEN y a la protección de la juventud y de la infancia, entonces, puede incardinar esta vulneración de la parodia en tanto que daña a su imagen como artista, porque no es su voluntad ni su deseo que la sociedad en general y su público en particular relacione su canción con los contenidos de un mensaje político bien porque no es su ideología o bien porque la creación de su obra no fue hecha para ese fin, ni con intenciones de cualquier otro tipo, con lo cual, dicha parodia con mensajes politicos daña la integridad de su canción, Es decir y a modo de conclusión, María Isabel, no iría en contra de los youtubers con respecto cómo hacen uso de su derecho a la libertad de expresión, manifestando lo que ellos quieran y por los medios que les apetezca, sino de que se infiera a un daño a la obra original o a su autora , instumentalizandola de la manera que lo han hecho y poner de manifiesto que los públicos tanto de María Isabel como de los youtubers pueden ser concurrentes y aquí entraría en un debate sobre la competencia desleal quizá, de esto último no estoy segura.
Me ha gustado mucho participar en este supuesto porque es algo realmente que requiere su análisis jurídico bastante concreto, hay mucha legislación que se desprende de todo este tema y hay que tener cierta mesura a la hora de dar una contestación definitiva sobre la argumentación jurídica en el caso de sustentar tal incumplimiento de ese precepto.
Muchas gracias, cuidese,
Un saludo,
María Victoria
En respuesta a Maria Victoria Rodríguez Morales

Re: Memes, parodias y conocimiento abierto

de José Antonio Castillo Parrilla -

Gracias otra vez, María Victoria,

ahora sí, reto superado (y estupendamente). Efectivamente, la forma de atacar desde el Derecho esa parodia (y cualesquiera otras) es alegando daños morales al autor o vulneración de la integridad de la obra (el derecho de integridad es un derecho moral que pertenece al autor y del que no se puede desprender). Las parodias llevan consigo "lesión" (permitida) de la integridad de la obra, pero siempre que se distingan claramente de la original y manifiesten su carácter de parodia, cosa que ocurre en el caso de la canción parodiada de María Isabel. Pero, con su comunicado, María Isabel está alegando daño moral por las razones que ha dicho.


Magnífica la respuesta