Skip to main content

Module 2 discussion forum

Línea de Discusión. Módulo 2.1

Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Saúl Castillejo García - Number of replies: 40

¿Consideras que el flamenco debe ser portador de ideas políticas?


In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Gabriel Claudio Vaudagna Arango -
Yo conocí el flamenco, hace 30 años, creyendo que un lenguaje revolucionario y reivindicativo de las luchas sociales, con el tiempo comprobé que solo era mi idea, el flamenco es un producto que se alinea al mercado antes que mantener una idea política, salvo tres excepciones que son las nombradas en el video, nada más ningún flamenco en la actualidad levanta ninguna bandera.
Entendiendo el flamenco que como arte debería suceder que sus artistas sean críticos con la sociedad y con su propio entorno, en tal caso en la actualidad hay unos pocos como Rocío Molina, Israel Galván, el Niño de Elche, y pocos más, pero incluso ellos solo son críticos con el propio ambiente del flamenco y no evidencian un compromiso con la sociedad.
Entonces me pregunto y os pregunto: ¿el arte es solamente un entretenimiento?
In reply to Gabriel Claudio Vaudagna Arango

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Beatriz Merchán -
Es sabido que el arte y política siempre han ido de la mano.Reyes,políticos etc lo han usado para convencer al pueblo.El pueblo solo tenía una forma de comunicar su compromiso,el arte,sea el que sea.Ahora no creo que necesitemos politizar al arte y la cultura para mostrar nuestro compromiso.El arte no debe de ser político,afortunadamente tenemos muchos otros medios.
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Fernando Escubós Vidal-Ribas -
Qué interesante este módulo y cómo obliga a reflexionar. Yo considero que si debe de ser portador de ideas políticas. Creo que una de las funciones del artistas es precisamente la de "conmover" y "agitar" las conciencias, ser críticos con el momento (si se les deja) que les toca vivir, posicionándose en una opinión determinada (de mucha valentía cuando no se les deja). Me gusta mucho que se relacione con la Memoria Histórica y concretamente este trozo que transcribo y con el que me identifico plenamente: "Por otro lado, la recuperación de la memoria histórica puede referirse al establecimiento de un debate en la esfera pública sobre el legado irresuelto de la dictadura franquista, en aras de conseguir cierta reconciliación entre distintas áreas de la sociedad y de crear una pedagogía sobre ese pasado para las generaciones venideras."   Y es entonces cuando me viene el recuerdo de la Edad de Plata y la Generación del 27, cuyos miembros se posicionaron políticamente y por lo que pagaron un alto precio, unos con el exilio y otros con su vida. Un época que precisamente gracias a estos flamencos que los cantan (a García Lorca y a Miguel Hernández) se sigue recordando y recuperando. Porque en contra de lo que dicen los detractores de la Memoria Histórica, su función no es la de abrir viejas heridas, sin todo lo contrario, es la de ayudar a cicatrizarlas. No hay que olvidar que fueron estos autores los que (si estoy en lo correcto) ayudaron a poner el flamenco en el lugar que merece. Lástima que luego vino lo que vino y ese período de esplendor a todos los niveles artísticos quedó completamente destruido.  





In reply to Fernando Escubós Vidal-Ribas

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Saúl Castillejo García -
Gracias por tu reflexión, Fernando. Nos alegramos de que este módulo te esté gustando smile
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Manuel Naranjo Loreto -
Creo que el arte en general tiene algo de acomodaticio y por eso tenemos la sensación del escaso compromiso del mismo a nivel político y social. No obstante instrumentalizar la música y, por ende el flamenco, ha sido una constante a lo largo de la historia , la pregunta tiene su aquel porque lo que pone sobre la mesa es el compromiso del artista a nivel individual , ciertamente pocos son los interpretes reivindicativos pero no deberíamos olvidar que si bien no se llega enarbolar una bandera si ha existido la denuncia social, especialmente en los cantes de levante .
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Beatriz Merchán -
Toda cultura lleva algo de política.No devería de ser así,pero lo es.No se tendría que usar el flamenco,en este caso,para ir a favor o en contra de unas ideas políticas.
In reply to Beatriz Merchán

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Jaime Maria Miralles Nevado -
Una opinión muy sensata, muchas gracias Beatriz.
In reply to Jaime Maria Miralles Nevado

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Mónica Maria Díez Roncon -
cada vez me doy más cuenta que el ser humano es político, aunque pueda ni siquera saber qué signfica eso... a pesar de si mismo, me parece que la posición de cada persona en un determinado tiempo, cómo se manifiesta y expresa, es el resultado de ese tiempo histórico, entre otras cosas, y de cómo se posiciona a nivel consciente o subconsciente... el artista, a mi entender, siempre será vehículo, intencionalmente o no, de una determinada forma social, política, cultural, etc. denuciando o simplemente manifestando. El flamenco me parece ser una vía privilegiada para ello, sobre todo "entre cantes", "entre letras", en los espacios entre la voz y el silencio, entre el gesto y la parada, se puede decir todo...
In reply to Mónica Maria Díez Roncon

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Teresa Checa Franquelo -
Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Somos personas con opiniones, sentimientos y reacciones. Es imposible no tener una posición en cada momento de nuestra vida. Podrá modificarse o no, pero siempre la tenemos. Supongo que para un artista debe ser casi imposible separar el arte de sus ideas y, como dices tú, manifestarlas más o menos conscientemente.
Lo de instrumentalizarlo ya es otra historia...
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Fabiana Ghisolfi -
Yo creo que sí, que el flamenco, como toda expresión artística, debe ser, o puede ser, portador de ideas políticas. Sobre todo si pensamos en los orígenes y la historia de este arte y si consideramos que sigue evolucionando, inserto en el momento presente.
Actualmente, con el resurgimiento de gobiernos totalitarios, guerras por todo el mundo, incluso en Europa, me parece sumamente relevante que el arte sea político. En este contexto, creo que las voces de Morente, Menese y Gerena y, sobre todo, la obra, vida y muerte de poetas como Hernández y García Lorca, adquieren un fuerte significado en la actualidad. Muy interesante este módulo.
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Francisco Montemayor Saravia -
Hola tod@s.
Si consideramos el Flamenco como expresión viva de los sentimientos más primarios de la persona (y según lo entiendo, así debe ser...) cómo escapar al "hecho" político? Es cierto que hay temas en los que es posible mantener una relativa neutralidad, pero otros... ¿Puede pensarse en abordar vivencias como la pobreza, la discriminación (étnica, de género, social...) o la enfermedad, sin significarse, ideológicamente?
Difícil envite, a mi juicio.
Un saludo.
In reply to Francisco Montemayor Saravia

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Juan Antonio Hinojosa Aguayo -
Atendiendo a Aristoteles, que definia al hombre "como animal politico" creo que el Flamenco esta politizado, como cualquier actividad humana. Se politizó en tiempos del franquismo, al arrebatarle todo tip de grito contra la injusticia. Sen politiza hoy, al endiosar figuras que lucharon contra ese franquismo. Diría que el tratar de conseguir un Flamenco ajeno a esa politización es una utopia.¡Forma parte de la naturaleza humana!
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Fernando Escubós Vidal-Ribas -
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Ka Shing Daniel Chui -
Creo que el flamenco es una herramienta, puede ser un arte o una herramienta política, según el corazón de quien lo utilice. Sus orígenes históricos son ciertamente políticos. Pero con el cambio de los tiempos y el progreso de la sociedad, ahora los seres humanos afortunados pueden utilizar el flamenco como medio de expresión para el entretenimiento y el arte. La herramienta objetiva reside en la voluntad subjetiva de quien la utiliza. Cuando el flamenco es una herramienta política y cuando es portador de arte, nunca hay una respuesta fija, todo depende del entorno social y del pensamiento de las personas que viven en el entorno social. Puede ser una herramienta política o un arte.
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Juan Güeto Jurado -
Cuando hablamos de política, hablamos de los ciudadanos de la sociedad del estado
No somos náufragos en una isla desierta y el flamenco tampoco.
In reply to Juan Güeto Jurado

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Ka Shing Daniel Chui -
Es bien sabido que lo humano es política. Ambos existencia al mismo tiempo. La pregunta es, ¿considerará que su almuerzo es un acto político? Si solo consideras que ser ciudadano implica que todo lo que sucede en la sociedad es un tema político, entonces, ¿cuál es el punto de discutir? En el mundo hay pura ciencia, pura academia y hasta puro arte. Puedes optar por utilizar el arte como medio para expresarte. También puede optar por utilizar el arte como expresión política. Vincular o no la materia con la política, depende de tu filosofía.
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Natalia del Buey de Andrés -
En mi opinión, creo que el arte se ha asociado muchas veces a ideas políticas que, en unas ocasiones ha servido como crítica social, pero en otras ha sido dañino para el movimiento. En el caso del flamenco, más que ser portador de ideas políticas considero que es imagen y espejo de la sociedad que no sale en los libros de historia, la parte más humilde. Y creo que esto es precisamente una de las cosas que lo hace tan especial y rico. Gracias al flamenco, a su carácter popular y a la temática de sus letras podemos acercarnos a una realidad social que tal vez esté muy alejada de nuestra actualidad.
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by MARÍA JOSÉ GÓMEZ CRUZADO -
El mercado es el que manda, las industrias culturales dirigen sus productos a un mercado global, generalmente vaciados de contenidos políticos, asumiendo la banalización de la cultura, configurando una oferta dirigida al entretenimiento y el ocio.
Como referente de compromiso político, citar, en primer lugar, -en 1971- a Salvador Távora, José Monleón y el Teatro Estudio Lebrijano, con la obra "Oratorio"; en el mismo año, de nuevo Salvador Távora con la obra "Quejío", y el grupo "La Cuadra"; el espectáculo flamenco-treatral Camelamos Naquerar, estrenada el 20 de febrero de 1976 en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada, promovida por un grupo de artistas gitanos de Granada, de la mano del poeta José Heredia Maya y el coreógrafo y bailaor Mario Maya.
Otra referencia fundamental, publicado también en 1976, el Disco Persecusión de Juan Peña Lebrijano y con textos de Félix Grande. En la misma fecha, y sin dejar Lebrija, otro trabajo discográfico en este caso, del cantaor Manuel Valencia Carrasco, Manuel de Paula, "Romance de Manuel Justicia". Y no puedo dejar de citar a José Domínguez, "El Cabrero", cantaor que se ha significado durante toda su trayectoria artística por mantener un férreo compromiso con la denuncia de las desigualdades. Concluyo afirmando mi convencimiento de que las industrias culturales, extensiones del poder hegemónico global, instrumentalizan la cultura y las artes, induciendo un efecto narcotizante, cosificando a las personas y desactivándonos como sujetos de derecho.
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Laura Jerez -

No necesariamente. Todo depende de las propuestas que quiera presentar el artista flamenco.
Como hemos estudiado en este módulo, hay artistas que han sentido la necesidad de hacer denuncias ante hechos históricos y políticos que han dañado a sus comunidades y se sienten comprometidos en comunicar dichas denuncias. Juan Peña Fernández, “El Lebrijano” es un ejemplo. Este cantaor gitano lanza su disco Persecusión en 1976, y, conjuntamente con Félix Grande (flamencólogo), narran el acoso de los gitanos en la Gran Redada de 1749.
Sin embargo, en 1985, este mismo cantaor presenta una nueva propuesta en su disco Encuentros con la Orquesta Andalusi de Tanger, con un objetivo diferente, el de mezclar dos herencias o culturas diferentes: el cante y música flamenca (España) con la árabe (Marruecos).
In reply to Laura Jerez

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Margit Ingtoft -
Thanks Laura. I find that Persecusion is a very good example of explicite political flamenco. I also think that flamenco per se is political in its ways of expressing feelings from the deepest of human kind. The lyrics can be very simple but convey a strong message. The movements are never just in peace and harmony, but filled with strong energy and direction, stops, breaks etc. The sound of flamenco is rebel. I´m compairing flamenco with others forms of plastic artforms Does this make sense?
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Celia Velasco Rodríguez -
Me parece inevitable, el flamenco es además de una expresión artística, un elemento cultural, y por tanto es parte de la vida. ¿Cómo permanecer al margen?
In reply to Celia Velasco Rodríguez

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Jaime Maria Miralles Nevado -
Como bien llegas a apuntar, Celia, el flamenco, al igual que las otras tantas expresiones artísticas que existen, son elementos culturales muy importantes en la vida de las personas en sociedad. En ese sentido, la política es un elemento esencial de la vida en sociedad. ¡Gracias por tu reflexión!
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Laura Martin -
Considero que el arte no debe ser usado como propaganda política. Me parece estupendo que los artistas utilicen sus obras para sus reivindicaciones, pero también creo que el arte debe ser independiente, servir como via de escape tanto a artistas como a todos aquellos que disfrutamos con él y que su función no puede reducirse a mostrar la realidad histórica del momento en que se compone una letra o se realiza una coreografía, sino que es bueno que mantenga su propio imaginario al margen de las realidades políticas y que cada uno exprese aquello que desee. Para mí, sin embargo, el flamenco va irremediablemente unido a la política, pues como mujer andaluza que soy, independientemente de las letras, el hecho de cantar o bailar flamenco ya me resulta un acto de reivindicación político y de demostración de fuerza y raza de un pueblo que ha sido sometido, humillado y menospreciado durante siglos y cuyo medio de expresión y unión ha sido precisamente el flamenco.
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Patricia Álvarez Alvaro -
Creo que necesariamente no tiene porque contener ideas políticas, aunque si creo que lo haga o no está politizado. Incluso lo banal que impera en la cultura de la fórmula, es totalmente una estrategia-herramienta política.
El arte depende finalmente de la visión del creador o creadora y sus intereses, pálpitos, estímulos...que a veces no tienen que ver con lo político. Hay artistas que son creadores de formas y no de fondos dentro del flamenco. Yo me pregunto más sí en un espacio de creación tan potente cómo el flamenco, es interesante aquello que no se posiciona política y socialmente.
In reply to Saúl Castillejo García

Re: Línea de Discusión. Módulo 2.1

by Andréia Carmona-Ramires -
Creo que el arte no debe de buscar ser político, pero todo lo que pensamos, hablamos y hacemos, a partir de nuestras opiniones, elecciones y sentimientos expresa una posición social y política. Me parece que con la creación artística pasará lo mismo.